Política
03 julio 2020 ( 391 vistas )
Anuncios

Revelan que Maduro estaría preparando a “Nicolasito” para que sea su “heredero” político

El pasado 21 de abril Nicolás Ernesto Maduro Guerra, conocido en el país como Nicolasito, hijo de Nicolás Maduro, llegó a sus 30 años y ahora presuntamente se prepara para heredar el poder en Venezuela, señala El País.

En un trabajo reciente, el medio señala que el treintañero tendría la responsabilidad de salvar la llamada revolución bolivariana en medio del cerco diplomático y las sanciones económicas contra el gobierno de su padre.

Maduro Guerra asumió en 2013 como jefe del Cuerpo de Inspectores de la Presidencia, un cargo que su padre creó para él cuando tenía 23 años y su objetivo era supervisar la gestión presidencial.

Al siguiente año fue nombrado coordinador de una nueva Escuela Nacional de Cine, aunque su formación académica es de economista egresado de la Universidad Experimental de la Fuerza Armada.

En 2017 fue electo como diputado a la Asamblea Nacional Constituyente.

Sobre la posibilidad de que él se convierta en el sucesor de Maduro, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, señaló en un comunicado: “Maduro confía en su hijo Nicolasito y otros cercanos a su régimen autoritario para mantener un dominio absoluto sobre la economía y reprimir al pueblo de Venezuela”.

Aunque oficialmente no se ha confirmado que Nicolasito se postulará para las elecciones parlamentarias, hay quienes aseguran que él se convertirá en la ficha de su padre para estos comicios con los que pretendes renovar el Parlamento, señala El País.

Videos Recomendados

Anuncios

Videos recomendados

Diosa Canales amenaza con partir la cara a diseñador por llamarla virola fea y meterse con su hijo Nicolás Maduro se burla sobre el Zulia uno de los estados mas afectados por la crisis “Los amo mucho, pronto estaré por allá” El detallito que soltó Alberto Federico Ravell sobre Nicolás Maduro que no pasó desapercibido en las redes 5 datos clave que debes saber sobre el regreso a clases y la propuesta de Maduro de un “método mixto”